Publicidad

Para perder peso, una solución es conducir menos

Un estudio sugiere que al conducir menos, se obtienen dos beneficios: bajar de peso y ahorrar en gasolina. Los investigadores demostraron que las personas que conducen menos y caminan más, logran bajar su IMC.

En fotos

 
Fotoálbum

¡Baja de peso por teléfono!

Recomiéndanos

Publicidad

Un estudio reciente sugiere que además de beneficiar al medio ambiente, conducir menos (y, en lugar de eso, hacer más ejercicio físico) podría reducir el consumo de gasolina de EEUU, que ha aumentado junto con la epidemia de obesidad.

"La obesidad no es problema unidimensional. Podemos realizar cambios individuales que nos afectarán a todos a nivel nacional", afirmó el autor principal del estudio, Sheldon Jacobson, director del laboratorio de simulación y optimización del departamento de informática de la Universidad de Illinois. Por ejemplo, "conducir una milla menos al día hace que consumamos mucho menos combustible. La obesidad no es solo un problema médico, sino también social. Reducir los viajes es una manera de gestionar la epidemia de obesidad y de ahorrar combustible".

Una experta se mostró de acuerdo en que es un paso positivo, sea cual sea la motivación que haya detrás. "Si usted hace cambios saludables como conducir menos (o bien para perder peso, o bien porque le interesa el medio ambiente y ahorrar combustible), a su cuerpo no le importa por qué lo hace, ya que se beneficia igualmente", comentó Samantha Heller, coordinadora de nutrición clínica del Centro de Atención del Cáncer del Hospital Griffin, en Derby, Connecticut.

Para ver el impacto que los pequeños cambios en el estilo de vida podrían tener sobre los niveles nacionales de obesidad, Jacobson y colegas diseñaron un modelo estadístico para predecir qué ocurriría si las personas condujeran una milla (aproximadamente 1.5 km) menos al día o si consumieran 100 calorías menos al día. El IMC nacional era de 27.55 en 2010, y por encima de 24.5 se considera que hay sobrepeso, mientras que a partir de 30 se considera que es obesidad.

Los investigadores hallaron que si los estadounidenses condujeran una milla menos al día, el IMC bajaría 0.21 puntos después de seis años. Y, si los estadounidenses consumieran 100 calorías menos al día, el IMC bajaría 0.16 puntos en 3 años, según el estudio. "Se reduce el IMC de un modo más directo si se consume menos comida, pero en ambos casos se trata de cambios significativos a nivel nacional. Por cada descenso de 0.1 o 0.2 puntos, empezamos a ver cada vez a más gente sana. Y estamos hablando de un posible ahorro de miles de millones de dólares, aseguró Jacobson.

Comments widget here