Publicidad

Critican el estudio que afirma que el sobrepeso alarga la vida

Un estudio reciente sugiere que el exceso de peso puede contribuir a alargar la vida. Esta afirmación provocó controversia entre los expertos en salud ya que podría incitar al público a pensar que no cuidar su peso es lo mejor para vivir más o estar más sano.

En fotos

 
Fotoálbum

La figura se modela desde el pensamiento

Recomiéndanos

Publicidad

La  doctora Katherine Flegal, del Centro Nacional de Estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EEUU, analizó junto a sus colaboradores 97 estudios que involucraron a 2.9 millones de personas en varios países del mundo.

Los expertos compararon las tasas de mortalidad y el índice de masa corporal (IMC), y en la investigación,  publicada en el Journal de la Asociación Médica Americana, sugieren que las personas con exceso de peso tienen una probabilidad 6% menor de muerte prematura en comparación con las de peso normal. 

El Índice de Masa Corporal (IMC) es una medida que establece la condición física saludable de una persona en relación a su peso y estatura. Se considera Individuo Sano si su IMC va de 18.5 a 24.9, Sobrepeso entre 25 y 29.9, Obesidad Tipo 1 de 30 a 34.9, Obesidad Tipo 2 de 35 a 39.9 y Obesidad mórbida o Tipo 3 cuando el IMC es de 40 o más. 

Aunque el estudio menciona que las personas con sobrepeso y obesidad Tipo 1 tienen un menor riesgo de muerte, también expone que grados superiores de obesidad están asociados con un incremento del riesgo. 

Para cualquier persona que tenga sobrepeso u Obesidad Tipo 1 esta noticia podría ser alentadora, pero un mal manejo de información puede ser pretexto para mantenerse obeso, no comer sano y dejar de hacer ejercicio. Con el paso del tiempo, esto llevaría a niveles más elevados de IMC, con consecuencias nocivas para la salud.

"Quizás las personas con más peso van al médico antes, o se hacen pruebas con mayor frecuencia", planteó la autora del estudio. "Las personas más gordas quizás sean más propensas a ser tratadas según las directrices, o la grasa en sí podría proteger al corazón, o alguien que tiene sobrepeso podría ser más resistente y más capaz de resistir un choque a su sistema," evaluó Flegal.

Por mucho que entre en controversia este estudio, siempre hay que tomar en cuenta la actividad física para disminuir el riesgo de muerte. De hecho la actividad física aumenta la esperanza de vida 4.5 años según un estudio del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos. Basándonos en datos de los CDC  - en donde se menciona que la esperanza de vida actual es de 78.5 años - la actividad física practicada de forma regular incrementaría la longevidad casi en un 6%, cifra similar a la del estudio en cuestión, pero desde otra perspectiva. 

Si una persona deseara disminuir su riesgo de muerte en un 6% debido a su sobrepeso, sin hacer ejercicio y con una mala alimentación, a largo plazo podría pagar el precio, sin embargo a través de los buenos hábitos se puede lograr lo mismo y sin correr riesgos.

En otro estudio igualmente publicado en el los Archivos de Medicina Interna Americanos se observa que la combinación de una dieta basada en el consumo de vegetales, frutos secos, actividad física regular, no fumar y un IMC normal puede incrementar la esperanza de vida hasta en 10 años, lo que equivale a casi un 13% más de longevidad. 

Independientemente de lo encontrado por la doctora Flegal, la sana alimentación y la actividad física superan por mucho los años que una persona podría vivir, previene el incremento del IMC que si está íntimamente ligado con el riesgo de muerte, aumenta la posibilidad de reducir el riesgo de padecer enfermedades crónico degenerativas y tener una mejor calidad de vida.

Comments widget here