Publicidad

¿Qué elegir en un restaurante para vivir más?

Un estudio midió el tiempo de vida que se gana o se pierde según el tipo de comida que se consume, la cantidad de alcohol que se bebe y las horas que se dedican a la actividad física.

En fotos

 
Fotoálbum

Los 20 tragos más populares

 
Fotoálbum

Nada detiene más el proceso de perder peso que una resaca. ¡Aprende a evitarla!

 
Fotoálbum

Celebra las fiestas sin culpa y sin engordar

Recomiéndanos

Publicidad

Al momento de elegir una comida en un restaurante, la elección de una porción de carne jugosa puede resultar en contra si lo que se quiere es alargar la vida. Estos datos se pueden tener en cuenta en especial en estas épocas de festejo, donde se cometen verdaderos excesos con las comidas y los brindis. 

Los expertos intentan determinar qué costo tiene hacer una mala elección gastronómica, según explica en su edición navideña el Grupo BMJ. David Spiegelhalter, un experto en estadística de la Universidad de Cambridge, utilizó el concepto de "microvidas" - que representan una media hora en la expectativa de vida de un adulto mayor de 35 años - para determinar cómo afecta cada actividad en la expectativa de vida.

Como ejemplo, informó que por cada dos cigarrillos que se fuman, se pierde una microvida. Lo mismo ocurre al tener un sobrepeso mayor a 11 libras (5 kg), cuando se consumen dos o tres bebidas alcohólicas al día, cuando se miran dos horas diarias de televisión, o cuando se ingiere una hamburguesa. En el caso de la carne jugosa, Spiegelhalter descubrió que consumir carne roja a diario en forma excesiva reduce un año la expectativa de vida. 

"Estos son promedios diarios, pero el mensaje se centra más en los hábitos a largo plazo," explica Spiegelhalter. "Llevarlo al día a día lo hace más fácil de entender, pero la cuestión es que si se fuman 15 cigarrillos al día se va aceleradamente hacia la muerte, y ocurre lo contrario cuando se come en forma saludable o se hace ejercicio: en estos casos, la vida se prolonga”. 

La buena noticia es que se pueden ganar microvidas: cinco porciones diarias de frutas y vegetales agregan dos horas a la expectativa de vida. Y hacer ejercicio agrega dos microvidas en los primeros 20 minutos, y una microvida por cada 40 minutos posteriores. 

Spiegelhalter dijo que buscó compilar estas complicadas estadísticas porque las personas no quieren abandonar sus vicios pensando que no los van a afectar en el corto plazo. Pero al comprobar cuánto perjudica un mal hábito medido en términos de tiempo… es tan movilizador que promueve un cambio de actitud. 

"Por supuesto, hacen falta más estudios para cuantificar los efectos en el comportamiento, pero definitivamente no es necesaria ninguna investigación para decir que a la gente no le gusta envejecer rápido", concluyó el experto.

Comments widget here