Publicidad

¿Los alimentos orgánicos son o no son más saludables?

Los investigadores compararon los alimentos orgánicos con los cultivados de manera convencional y no encontraron diferencias significativas. En el estudio no se evaluó el sabor, la incidencia en el medio ambiente o las prácticas de bienestar animal.

En fotos

 
Fotoálbum

El 30% de los adultos de 12 estados son obesos. El estado con mayor índice es Misisipi.

Recomiéndanos

Publicidad

Una nueva investigación sugiere que los alimentos orgánicos son casi siempre más costosos que los cultivados de manera convencional, pero no son necesariamente más saludables o más nutritivos.

Los científicos no encontraron diferencias sustanciales en cuanto a contenido de vitaminas entre los alimentos orgánicos y convencionales, y hallaron pocas diferencias en cuanto a beneficios de salud. Sin embargo, apuntaron que los productos orgánicos son 30 por ciento menos propensos a estar contaminados con pesticidas que las frutas y vegetales convencionales, aunque los niveles de pesticidas de todos los alimentos estaban dentro de los límites permitidos. 

"Pensábamos que íbamos a encontrar más diferencias significativas, pero son muchas las razones por las que alguien decide consumir alimentos orgánicos”, señaló la autora del estudio Dra. Crystal Smith-Spangler, profesora en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford e investigadora médica del Sistema de Atención de la Salud del Departamento de Asuntos de Veteranos de Palo Alto en California. “La salud es una, pero también pueden estar interesados en el medio ambiente, las prácticas de beneficio animal o en el sabor y nosotros no evaluamos esos factores", concluye.

En el estudio analizaron 237 estudios previos, algunos de ellos sobre dietas que comparaban el consumo humano de productos orgánicos frente a los convencionales y 223 estudios que comparaban los niveles de nutrientes o la contaminación bacteriana, fúngica o de pesticidas de productos tales como frutas, verduras, cereales, carnes, lácteos, aves de corral y huevos producidos de manera orgánica y convencional. 

Los alimentos orgánicos cuestan a menudo el doble que los productos convencionales y se han convertido en un gran negocio en los Estados Unidos en los últimos años, con ventas estimadas entre $3.6 mil millones y $26.7 mil millones durante 1997 y 2010, de acuerdo con la información de fondo del estudio. Se cultivan por lo general sin el uso de pesticidas sintéticos, fertilizantes, radiación o aditivos químicos alimentarios y sin el uso rutinario de antibióticos u hormonas del crecimiento. En la ganadería orgánica a los animales se les permite moverse libremente y al aire libre y se alimentan con subproductos orgánicos sin pesticidas.  

En el estudio se encontró que solo un nutriente, el fósforo, era muy abundante en los productos orgánicos, pero esto tiene poca importancia clínica ya que pocas personas tienen deficiencia de fósforo. Tampoco se observaron diferencias en cuanto al contenido de proteínas y grasas entre los lácteos orgánicos y convencionales, aunque estudios anteriores habían sugerido que la leche orgánica contiene niveles más altos de ácidos grasos omega 3, lo cual podría reducir el riesgo de afecciones como enfermedades cardiacas, cáncer y artritis. 

El trabajo de los expertos se encaró para buscar las posibles ventajas de los alimentos orgánicos, pero sus autores concluyen que no encontraron “evidencia sólida que indicara que los alimentos orgánicos eran mucho más nutritivos y saludables". Por otra parte, encontraron niveles similares de contaminación con bacterias en ambos tipos de alimentos, como la E. coli, que puede ser mortal. 

"No podemos descartar la idea de que algunas prácticas orgánicas pueden aumentar los niveles de nutrientes, o incrementar o reducir la presencia de bacterias", apuntó la doctora. "Pero en el mercado no solemos tener la oportunidad de conocer las prácticas orgánicas utilizadas. Muchos estudios mencionan otros factores que pueden influir en el contenido de nutrientes, tales como las prácticas de maduración, de temporada y almacenamiento".

Charles Benbrook, asesor científico principal de Organic Center in Enterprise, Oregón, alabó el "ambicioso proyecto" de los autores del estudio, aunque señaló que este subestima el impacto de la ganadería orgánica en la reducción de la resistencia a los antibióticos y no incluye en su análisis investigaciones que atribuyen beneficios importantes para la salud a los productos orgánicos en el desarrollo prenatal.

"Tenemos que reconocer que la búsqueda de evidencia sólida sobre los beneficios de salud clínicamente significativos de consumir alimentos orgánicos es una tarea difícil", apuntó Benbrook. "Pero no creo que este estudio descarte algunos de los beneficios más sutiles de consumir alimentos orgánicos que tienen que ver más bien con la naturaleza de promover embarazos saludables y la prevención de enfermedades".

"Para los profesionales [como los investigadores], un resultado clínicamente significativo y una mejora se basan en un cambio más profundo en la salud y la biología de una persona que en lo que dice la mayoría de la literatura médica", agregó, "que es que las personas que hacen buenas elecciones alimentarias también compran alimentos orgánicos de alta calidad, lo que aumenta las probabilidades de que se mantengan saludables".

Comments widget here