Publicidad

Los alimentos orgánicos

Los alimentos orgánicos son cultivados de manera especial para que lleguen a nuestra mesa sin químicos, que son nocivos para la salud. ¿Vale la pena comprarlos?

Recomiéndanos

Publicidad

El olor, color y apariencia de los alimentos no es lo único que las personas buscan a la hora de seleccionar sus productos. También está adquiriendo mucha importancia la forma en que están cultivados.

El cultivo de alimentos orgánicos como frutas y verduras, lácteos, carnes y huevos que proceden de animales a los que no se les administra antibióticos ni hormonas de crecimiento, está creciendo en popularidad, así como su filosofía de protección al medio ambiente por el rechazo del uso de pesticidas químicos, fertilizantes derivados del petróleo o de fangos químicos, ingeniería genética y radiación iónica.

Los alimentos orgánicos comenzaron a tomar auge desde hace más de tres décadas. Y, según la Asociación Mercantil de Productos OrgánicosOrganic Trade Association, OTA,actualmente la agricultura orgánica constituye el sector de más rápido crecimiento en la economía agrícola.

La industria de alimentos orgánicos está creciendo entre un 20 a un 24 por ciento anualmente en los Estados Unidos, según la Asociación. De casi $7.8 mil millones de dólares en ventas para el año 2000, se espera que este año esa cifra supere los $10 mil millones. De hecho, las cifras también muestran que casi un tercio de la población de los Estados Unidos compra productos que han crecido orgánicamente.

Por lo tanto, no es de extrañar que no sólo se consigan estos productos orgánicos en los mercados especializados o tiendas naturistas, sino que los supermercados y grandes cadenas de comestibles les dediquen un espacio especial a estos alimentos. Datos de la OTA señalan que casi la mitad de los principales supermercados de los Estados Unidos vende productos orgánicos, siendo los vegetales, las frutas, los cereales y los granos los productos que más se consumen.

Ecología alimentaria

Debido al cuidadoso proceso de producción de los alimentos orgánicos, el que nos remonta a la agricultura anterior a los años cincuenta, existe el convencimiento entre sus adeptos de que este tipo de productos son más saludables y nutritivos.

Por eso no es de extrañar que desde las madres hasta los chefs más famosos del mundo estén recurriendo cada vez más a consumir productos orgánicos, a pesar de que son de un 20 a un 30 por ciento más costosos que los productos convencionales, según información de la revista norteamericana Business Week.

No obstante, expertos en nutrición y salud señalan que es difícil hacer una comparación justa entre los alimentos orgánicos y los convencionales por la falta de documentación científica. "No hay muchos estudios detallados sobre el supuesto valor nutricional de los alimentos orgánicos", explicó Isabel Rodríguez, nutricionista de MiDieta.

La nutricionista añadió que aunque estos alimentos orgánicos son saludables, no hay necesidad de llegar al extremo y comer sólo este tipo de productos. "En el medio está la virtud", comentó mientras explicaba que los alimentos tradicionales también son ricos, saludables y nutritivos, por lo que se puede crear un balance consumiendo ambos tipos de alimentos.

Por otro lado, también hay quienes sugieren que la forma en que se producen los alimentos orgánicos no elimina por completo los parásitos y las bacterias, las que también se reproducen de forma natural en las cosechas. En este caso, los consumidores tienen que tener mayor precaución en cuanto a la manipulación, almacenamiento y consumo de estos productos ecológicos.

Una distinción especial

Desde el 21 de octubre de este año estos alimentos se distinguen aún más del resto de los comestibles debido a un sello que los caracteriza según sus componentes orgánicos, haciéndoles más fácil a los consumidores distinguir los productos.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos reguló el empaque de estos productos en diversas categorías. Los productos que son completamente orgánicos tienen un sello que los identifica como: "100 por ciento orgánico", mientras que los productos que tienen al menos un 95 por ciento de ingredientes orgánicos ostentan un sello que los identifica como "orgánicos". Los productos que contienen por lo menos un 70 por ciento de componentes orgánicos tienen un sello de que "contienen ingredientes orgánicos" o de que son "hechos con ingredientes orgánicos". "Es muy importante que se aprobara un instrumento de este tipo porque contribuye a definir los criterios para la producción y la venta de un tipo de alimentos en los cuales está interesada mucha gente. En estos llamados alimentos orgánicos, como otros llamados naturales, es bien sabido que hay muchos intereses comerciales que, con frecuencia, olvidan la responsabilidad ética que deben tener ante los consumidores", señaló el doctor Eleazar Lara-Pantin, médico y especialista en nutrición de MiDieta.

Asimismo, el doctor instó a que no sólo se coloquen las etiquetas en los productos, sino que las entidades involucradas deben educar a los consumidores para que la información les resulte más provechosa.

La educación sobre las diferentes clases de alimentos que se venden es sumamente importante porque esta información sirve para tener una idea más clara del tipo de alimentos que consumimos y cómo ellos nos pueden ayudar a obtener una alimentación sana y a evitar problemas con la salud.

Comments widget here

Publicidad

Publicidad

En Twitter

Mi Dieta

Sigue a

    Multimedia

    Foto ensayos

    Soluciones naturales para bajar de peso

    Algunos alimentos ayudan al metabolismo a reducir el tejido graso.

     
     

    Alimentos que ayudan a mejorar la digestión

    ¡Dile adiós a esas horribles molestias!