Publicidad

El jugo de uva protege tu corazón

La cepa morada conocida como Concordia provoca un efecto relajante en las arterias similar a la tan promocionada copa de vino tinto.

Recomiéndanos

Publicidad

Muchos estudios sugieren que el consumo moderado de vino tinto puede ser beneficioso para tu salud cardiovascular pero… ¿qué ocurre si quieres evitar el alcohol?

Tienes una muy buena opción. Una investigación presentada en el WINEHEALTH Conference 2007 de Bordeaux, Francia, mostró que la uva Concordia, la popular uva morada, estimula la relajación arterial generando un efecto similar al del vino tinto.

Es más, según investigadores franceses de la Universidad Louis Pasteur de Strasbourg, la virtud de esta uva supera a las del vino ya que induce un prolongado efecto relajante sobre las arterias que no ha sido reportado en estudios sobre vino tinto.

El grupo liderado por Valérie Schini-Kerth halló que esta uva estimula la producción de óxido nítrico en las células endoteliales que conforman el epitelio, la delgada membrana que cubre la pared interna de los vasos sanguíneos y del corazón, lo que logra la vasorelajación a largo plazo.

Los niveles de óxido nítrico en el organismo están relacionados con el sistema natural del cuerpo para mantenerse saludable, para proteger a sus vías flexibles y para tener a raya a la presión arterial.

Este estudio, dicen los expertos, demostraría que la virtud preventiva del vino está en sus uvas y no en sus procesamientos, ya que este jugo produce el mismo efecto en las arterias, a través de las  mismas reacciones químicas.

El trabajo francés confirma el hallazgo de uno preliminar, que había comprobado que el jugo de este tipo de uva –que se puede conseguir bajo distintas marcas en las grandes cadenas de supermercados– disminuía la presión arterial, lo que lo posiciona como una alternativa ideal al vino.

Aunque las bebidas producidas con uva se comercializan desde el año 1.000 después de Cristo, fue en 1854 cuando la variedad de esta uva morada se bautizó como Concordia (Concord, en inglés) justamente en honor del pueblo del mismo nombre ubicado en el estado de Massachussets en donde se cosechó por primera vez.

La uva Concordia es la hija pródiga de otras cepas de Nueva Inglaterra y se caracteriza por su forma robusta y aromática. Su descubridor fue el bostoniano Ephraim Wales Bull, quien probó más de 2.000 tipos de uva hasta dar con esta forma casi perfecta. El año de su presentación en sociedad ganó el premio de la Sociedad de Horticultura de Boston.

Pero fue Thomas Welch, un dentista de Vineland, Nueva Jersey, quien la transformó en jugo en 1869. Con su esposa y su hijo cosechó 40 libras de uvas moradas Concordia, las cocinó pocos minutos y recogió el jugo, que procesó en 12 botellas. Welch protegió al jugo de la fermentación con el procedimiento de pausterización propuesto por Louis Pasteur, justamente el que dio nombre a la Universidad que casi 150 años después consolida con una investigación sus virtudes.

Este primer líquido de uva se utilizó en iglesias metodistas con fines sacramentales. Hoy en día, se producen más de 336.000 toneladas anuales de ese jugo ácido y exquisito, que ahora puedes ver no sólo como una opción refrescante que quita la sed con facilidad, sino también como un aliado que no traicionará tu corazón.

Comments widget here

Publicidad

Publicidad

En Twitter

Mi Dieta

Sigue a

    Multimedia

    Foto ensayos

     

    Alimentos que ayudan a mejorar la digestión

    ¡Dile adiós a esas horribles molestias!

     

    10 superalimentos para controlar la diabetes

    Ayudan a controlar el azúcar y previenen complicaciones