Publicidad

Las enfermedades crónicas

La obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión arterial y el cáncer son enfermedades que dependen de tu estilo de vida. ¡Evítalas!

Recomiéndanos

Publicidad


Las enfermedades crónicas son aquellas que surgen como consecuencia del estilo de vida. Sus síntomas pueden controlarse e incluso desaparecer con la incorporación de ciertos cambios en el estilo de vida como una alimentación saludable y la actividad física. 

1. La Obesidad

La obesidad, entendida como un exceso e de grasa corporal que supera en más de un 20% el peso deseable, representa el común denominador sobre el cual puede desarrollarse o favorecerse cualquiera de las enfermedades mencionadas. Puede hacerlo directamente, a través de mecanismos propios, e indirectamente, creando condiciones para que las otras enfermedades agraven sus respectivos problemas.

Más allá del volumen de grasa corporal total, que por si misma representa un factor de riesgo, su manera de distribuirse en el cuerpo puede hacer que ese riesgo se incremente, como sucede con la grasa abdominal. Entre estos se ha reportado una frecuencia mayor de casos de hipertensión arterial, diabetes e infartos a edades tempranas.

¡MiDieta te ayuda a bajar de peso con una dieta personalizada!

2. Enfermedades cardiovasculares

Si bien es cierto que el riesgo de sufrir enfermedades del corazón es mayor en hombres que en mujeres antes de los 50 años de edad, la referida acumulación de grasa en el abdomen puede ser capaz de hacer desaparecer dicha diferencia.

Las calorías "vacías" aumentan el riesgo del corazón

3. Hipertensión arterial

La asociación de la obesidad con la hipertensión arterial es tan evidente, que hay trabajos que demuestran que hasta una tercera parte de los casos de esta enfermedad muestran un exceso de peso importante, siendo la relación aún mayor en jóvenes. Se ha comprobado que la disminución de peso favorece la disminución progresiva de la tensión arterial.

Hipertensión: el asesino silencioso

4. Cáncer

Las mujeres obesas tienen un riesgo bastante mayor a sufrir tumores malignos en los senos y en el útero, mientras que en los hombres la asociación se observa con los tumores del intestino grueso y la vesícula biliar. Esta asociación puede observarse aún con aumentos moderados en los depósitos de grasa.

Mitos y verdades acerca del cáncer

5. Diabetes

Se observa 10 veces más entre quienes tienen obesidad moderada que en la población que tiene un volumen corporal normal. Y este porcentaje aumenta proporcionalmente con la gordura.

¡El ejercicio ayuda a los diabéticos!

6. Problemas articulares

Los niveles anormales de ácido úrico, aumentan igualmente a medida que lo hacen los depósitos de grasa. Este hecho, unido al efecto perjudicial del exceso de peso sobre la columna vertebral, las caderas, las rodillas y los tobillos, hace que la obesidad sea considerada como uno de los factores que más contribuyen a los problemas articulares.

Todas estas situaciones pueden prevenirse y superarse con la adopción de un estilo de vida saludable, una alimentación equilibrada, un buen nivel de actividad física y medidas adecuadas para reducir el estrés.

*Especialista en Nutrición. Vicepresidente de Desarrollo de Productos de DrTango, Inc.


Comments widget here