Publicidad

El estrés puede subir la glucosa en la sangre

Los nervios y la tensión pueden afectar mucho la salud e, inclusive, subir la glucosa de la sangre. Por eso es importante aprender a manejar el estrés para mantener tanto la calidad de vida como el control de la diabetes, en el caso de quienes la padecen.

Recomiéndanos

Publicidad

¡Aprende a controlarlo!

La vida moderna nos obliga a correr todo el día de un lado para otro todo dejándonos con pocos momentos tranquilos para relajarnos. Este estrés puede afectar mucho la salud e, inclusive, subir la glucosa de la sangre. Por eso es importante aprender a manejarlo para mantener tanto la calidad de vida como el control de la diabetes, en el caso de quienes la padecen.

¿Qué ocurre en el cuerpo cuando tenemos estrés?

El estrés genera en el cuerpo una respuesta de emergencia cuya función es prepararnos para luchar o para huir de un peligro. Precisamente por eso cuando el cuerpo percibe que hay una situación de estrés aumenta su producción de adrenalina, que es la hormona de las emergencias. Para poder enfrentar ese peligro, esta hormona ocasiona una cascada de reacciones en el cuerpo como son las siguientes:

  • El corazón late más aprisa y aumenta la fuerza con la que circula la sangre por las arterias para poder llevar sangre y oxígeno a todos los músculos y así poder luchar o correr del peligro. Esto sube la presión arterial.
  • La piel se pone pálida y la actividad del sistema digestivo se detiene ya que la sangre fluye hacia los músculos.
  • El hígado, que mantiene un almacén de glucosa y grasas para las emergencias, saca estos combustibles hacia la sangre para que estén disponibles en caso de necesitarlos, lo que hace que aumenten las cifras de glucosa y de grasas en la sangre.

Lo que ocurre es que en vez de luchar o correr cuando hay un peligro, nos sentamos y todo ese combustible que llegó a la sangre no se utiliza.

¿Cómo se controla el estrés?

Existen varias maneras de controlar el estrés que si se ponen en práctica ayudan al bienestar general. Algunas de ellas son muy sencillas de seguir, por ejemplo:

  • Ejercicio.El ejercicio es una de las mejores maneras de relajarnos y además, ayuda a controlar la glucosa de la sangre, el colesterol, la presión arterial y el peso corporal. ¡El ejercicio debe ser una rutina de vida!
  • Masaje.Desde un masaje en los pies hasta un buen masaje profesional puede obrar maravillas de relajación de inmediato. Estas sesiones de masajes siempre deben estar hechas por profesionales.
  • Música suave.La música de ritmos suaves e instrumental es una buena opción para la jornada de trabajo, mientras conducimos el auto o mientras estamos en la casa ya que nos brinda tranquilidad.
  • Contacto con la naturaleza.Pasear por el campo, caminar en el parque, comprar arreglos de flores, regar las plantas o el estar en contacto con la naturaleza escuchando el agua de una fuente o los sonidos del mar o de la lluvia puede ayudar a relajarnos.
  • Ejercicios de respiración profunda.Aprendemos a respirar profundamente usando toda la capacidad de los pulmones, con los músculos del diafragma, aspirando y espirando en forma profunda y rítmica.
  • Yoga o meditación.Estas disciplinas ancestrales que se basan en la respiración profunda y que ayudan mucho en la relajación, son fáciles de practicar si conseguimos una buena orientación.
  • Compartir los problemas.Hablar con un buen amigo puede ayudarnos a disminuir los niveles de estrés.
  • Reír a carcajadas.El poder curativo y relajante de la risa es maravilloso. Podemos leer un libro de chistes o llamar por teléfono al amigo más simpático si nos sentimos con estrés.
  • Abrazar a las personas.El contacto con las personas que amamos es una de las mejores maneras de relajarnos.
  • Visualización creativa.Imaginar vívidamente las imágenes positivas y alegres de la naturaleza o de nosotros mismos que nos ayuden a relajarnos. En diversos estudios se ha comprobado que tan sólo con cerrar los ojos e imaginar escenas de la naturaleza cambian las ondas cerebrales y nos relajamos.

Controlar el estrés es sencillo, sólo tenemos que incorporar actividades de relajación a la rutina de vida. Al reducir el estrés nos sentiremos mucho mejor y nos será más fácil manejar la diabetes.


* Dietista del Equipo de MiDieta™


Otros artículos sobre temas relacionados:

Comments widget here

Publicidad

Publicidad

En Twitter

Mi Dieta

Sigue a

    Multimedia

    Foto ensayos

    Bajó cinco talles con hipnosis

    Creyó que le habíán puesto una banda gástrica

     

    Las películas de terror queman calorías. ¡Grita y adelgaza!

    Conoce las 10 películas que queman las mismas calorías que una caminata

     

    Bajar de a dos ¿es más fácil?

    Dos hermanas se aliaron para bajar de peso juntas