Publicidad

Un estilo de vida saludable

Tener costumbres sanas es la clave para controlar el peso y prevenir enfermedades. Pero, ¿por dónde se empieza?

Recomiéndanos

Publicidad


Si se pudiera comprar, mucha más gente tendría un estilo de vida saludable. Pero el estilo de vida es algo que se va sembrando día a día. Por eso, es tan importante empezar cuanto antes, ¡para cosechar los resultados!

  1. No intentes hacer todos los cambios a la vez. De a poco, opta por preparar comidas más sanas, dejando de lado los ingredientes con mucha grasa o calorías. 
  2. Empieza a moverte. Si siempre subías al auto cada vez que tenías que hacer una compra, ¡cambia y empieza a ir caminando!
  3. La próxima vez que vayas al mercado, ¡ve luego de almorzar y con una lista de lo que quieres comprar!
  4. Si tienes mucha vida social, ¡come antes de salir! Así, te ahorrarás unas cuantas calorías. 
  5. Despídete de los excesos. Tomar mucho alcohol o comer de más, además de aportarte muchas calorías, aumentan tu riesgo de sufrir enfermedades. A partir de ahora, si vas a tomar alcohol, toma sólo un vaso. Y si vas a comer una comida poco saludable, ¡limita tus porciones!
  6. Realízate todos los controles médicos. Para saber en qué estado se encuentra tu salud, es fundamental cumplir con los chequeos de rutina. 
  7. Empieza a dormir 8 horas. Si hasta ahora dormías menos, ¡apaga la TV y duerme! Los estudios científicos más recientes han demostrado que para adelgazar, ¡es necesario dormir!
  8. Sé un ejemplo para tu familia. En lugar de dar discursos sobre la vida sana, ¡demuestra tu nuevo estilo de vida con tu ejemplo! 
  9. Deja de lado los "autopremios" de comida. Si hasta ahora comías de más cada vez que estabas demasiado feliz o infeliz, ¡ahora reemplaza esta costumbre por otra! Podrías ir al cine o comprarte algún producto de belleza cada vez que quieras mimarte un poco. 
  10. ¡Anticípate! Una de las principales reglas que siguen las personas "saludables" es que siempre están un paso adelante. Entonces: si vas a ir a dar un paseo, ¡ponte calzado y ropa cómoda! Así tendrás más ganas de caminar. Si vas a estar mucho tiempo fuera de tu casa, ¡llévate una fruta o una barra de cereales en el bolso, para que no te sorprenda el hambre! 

Comments widget here