Publicidad

Las dietas que no hay que seguir después de las fiestas

A partir de ahora, y hasta fin de año, comienzan los festejos, y luego los intentos para sacarse de encima el exceso de peso que traen los brindis y las comilonas. Hay algunas dietas “mágicas” que prometen milagros, pero que son peligrosas para la salud y deben evitarse.

En fotos

 
Fotoálbum

Pros y contras para que bajes de peso sin descuidarte

Recomiéndanos

Publicidad

Cuando se acerca fin de año, y en especial una vez que pasaron los festejos, comienza una especie de locura para tratar de sacarse las libras o kilos demás. En el intento desesperado de eliminar en pocos días lo que llevaría al menos varias semanas, se recurre a todo tipo de dietas. La Asociación Dietética Británica (BDA por sus siglas en inglés) aconseja las que hay que evitar: 

  • Dieta Dukan : esta dieta libre de carbohidratos es la preferida de Kate Middleton y Jennifer López. Según la BDA, es restrictiva, complicada y no hay evidencia científica de que reducir el consumo de ciertos grupos de alimentos ayude a bajar de peso. Además, el propio creador del sistema, el doctor Dukan, advierte sobre los efectos colaterales que conlleva, como la falta de energía, constipación y mal aliento.
  • Dieta Alcorexia o Drunkorexia: es muy popular y bastante loca, ya que consiste en “ahorrar” calorías consumiendo pocos alimentos, para poder abusar del alcohol el fin de semana sin engordar. La BDA considera que es peligrosa ya que puede llevar a la intoxicación con alcohol e incluso la muerte. Por otra parte, es preocupante  aber que según las encuestas, muchos jóvenes la ponen en práctica. 

Lo que debes saber sobre las dietas Detox

  • Dieta del grupo sanguíneo: restringe el tipo de alimentos que se ingieren basándose en el grupo sanguíneo. Este es el que determina qué tipo de comida se puede ingerir, pero la BDA opina que sus fundamentos se basan en la “seudociencia” y puede producir severos casos de deficiencias nutricionales. 
  • Dieta de la comida cruda: como su nombre lo dice, la dieta adoptada por Natalie Portman y Demi Moore se centra en el consumo de alimentos crudos y lácteos sin pasteurizar. Si bien algunos vegetales tienen más nutrientes al ingerirse crudos, la BDA señala que ciertos alimentos no pueden comerse sin ser cocidos previamente, a riesgo de ser venenosos. 
  • Dieta de la comida de bebé: se hizo célebre gracias a la cantante Lady Gaga, y permite comer hasta 14 frascos al día de alimentos para bebés. La BDA dice que es muy restrictiva por sus reducidas calorías y la falta de fibra o textura. Al no tener que masticar, y sin comida sólida que el cuerpo tenga que procesar, lo más probable es que se tenga hambre todo el tiempo.
  • Otras dietas raras a evitar son:
  • Dieta Ketogénica: consiste en alimentarse con una fórmula líquida a través de una sonda naso-gástrica. Durante diez días, se transporta una bomba y una bolsa que contiene el alimento, que ingresa al organismo por la nariz y va directamente al estómago a través de una delgada sonda. Está permitido “desconectarse” una hora al día. Este procedimiento tan cruento solo debería ser usado por enfermos crónicos, según advierte la BDA.
  • Dieta Party Girl Drip IV: se ofrece en clínicas privadas a 275 o 300 dólares por sesión. El paciente recibe por vía endovenosa 250 ml de solución con altas dosis de vitamina C, B, calcio, zinc, cromo y magnesio. Rihanna parece ser una de sus entusiastas adherentes. El goteo dura entre 45 minutos y una hora,  ayuda a recuperar la energía y evita sufrir el impacto de una juerga prolongada. Este tratamiento está indicado para personas muy enfermas y desnutridas, y no para quienes van de festejo en festejo hasta altas horas de la madrugada. 
  • Dieta Six Weeks To OMG (Oh My God): para algunos, son más bien un pasaporte al infierno, ya que aconseja tomar baños de agua fría para obligar al cuerpo a gastar energía para recuperar su temperatura media. Fue creada por el actor inglés Venice Fulton, que desaconseja el ejercicio físico excesivo; recomienda hacer 30 minutos diarios de actividad física, por la mañana y en ayunas, para que el cuerpo obtenga energía quemando sus reservas de grasa. Luego hay que beber mucho café negro porque sus antioxidantes sin calorías estimulan el metabolismo y suprimen el apetito. Prohíbe las frutas, porque el cuerpo procesa la fructosa o azúcar de la fruta e interfiere con el apetito. 

Sian Porter, dietista y vocero de la BDA reflexiona: ‘Lamentablemente, no se puede agitar una varita mágica. Si se tiene peso de más, lo mejor es bajarlo de modo saludable y sostenible. En el largo plazo, se conseguirán mejores resultados.”

Comments widget here