Publicidad

Cómo hacer un buen menú de dieta

Si eres de esas personas que no tienen tiempo ni para comer, a veces resulta más apropiado hacer una sola preparación que contenga alimentos variados en lugar de procesarlos por separado. Sigue leyendo y encuentra diferentes opciones prácticas para preparar.

Recomiéndanos

Publicidad

Si eres de esas personas que no tienen tiempo ni para comer, ¡sigue leyendo!  A veces resulta más apropiado hacer una sola preparación que contenga alimentos variados en lugar de procesarlos de manera separada.

A estas preparaciones las llamamos platos únicos. Una sopa hecha a base de pollo o carne con vegetales y granos, así como una ensalada con trocitos de pollo acompañada de una rebanada de pan, pueden ser comidas completas.

Te damos algunos ejemplos de platos únicos que puedes consumir:

Características de un buen menú

A veces pensamos que un buen menú sólo puede ser obra de un gran chef, pero siguiendo algunas recomendaciones es posible lograr un buen menú sin tener grandes conocimientos culinarios:

  1. No dejes que los sabores de los diferentes alimentos compitan entre sí: si uno de ellos tiene un sabor fuerte acompáñalo con otros muy suaves que realcen su sabor. Por ejemplo, si preparas un pollo con pimentón es mejor acompañarlo con un arroz blanco en lugar de un arroz al curry cuyo sabor pueda ser tan fuerte como la salsa del pollo.
  2. Varía los colores: un menú de varios colores es mucho más atractivo a la vista. Si tenemos una carne con salsa de ciruelas, se debe combinar con puré de papas y ensalada de pepino y tomates en lugar de hacerlo con unos hongos cocidos y un arroz integral, ya que todo terminaría teniendo el mismo color.
  3. Varía las formas y las texturas: si las texturas y las formas de los alimentos que combinamos son diferentes, nuestra experiencia culinaria será más amplia porque involucraremos otros sentidos (vista, tacto), en vez de combinar sólo sabores (gusto). Es decir, si uno de nuestros alimentos es crujiente, otro puede ser más seco y otro más jugoso para que el paladar pueda diferenciar además de los sabores de cada uno, las texturas de los mismos. Si comemos medallones de pavo con salsa (jugoso), es mejor combinarlos con puré de papas (cremoso) y ensalada de repollo y zanahoria rallados (crujientes) en lugar de tener las papas horneadas en ruedas y la zanahoria también en ruedas (formas y texturas similares a los medallones)
  4. Combina diferentes técnicas de preparación: si un alimento de tu plato es horneado, sus acompañantes pueden estar al natural o a la plancha.
  5. Armoniza los sabores: si un alimento del menú es salado o ácido, no olvides ponerle un toque de dulce para balancear, este puede venir de una fruta o unas pasas agregadas a la  receta y no necesariamente debe ser azúcar.
  6. Por último vale la pena destacar que un buen menú merece ser servido en un ambiente agradable. No es necesario tener en nuestra casa una vajilla de lujo para que nuestro menú luzca bien, solo necesitas algo de creatividad. Un plato sencillo bien limpio y adornado con gusto, servido en un comedor acogedor puede ser el complemento ideal para un buen menú.


Otros artículos sobre temas relacionados:

Comments widget here

Publicidad

Publicidad

En Twitter

Mi Dieta

Sigue a

    Multimedia

    Foto ensayos

    Estos son los culpables de que no bajes de peso

    Conócelos y, ¡despídete de ellos!

     

    10 empleos que te harán bajar de peso

    Gastan tantas calorías como en el gimnasio

     

    Las tentadoras propiedades de la manzana

    Popular, al alcance de todos y muy saludable.