Publicidad

Los mejores ejercicios para brazos

Para recuperar la tonicidad, los ejercicios para tríceps prometen excelentes resultados.

Recomiéndanos

Publicidad

Bautizado por simbolizar esa flaccidez del brazo que se pone en evidencia cada vez que alguien en la mesa nos pide la sal, el "salero" es una de las partes del cuerpo más difíciles de adelgazar. Al igual que la barriga, la grasa acumulada en los brazos es la última en quemarse, cuando se sigue un plan de dieta reducido en calorías. 

En especial, después de los 40 años, cuando la piel empieza a perder elasticidad, y mucho peor si se tiene predisposición genética a tener brazos “gordos” o si no se practica alguna actividad física. Para peor, el salero o parte posterior del brazo está conformado por un músculo que prácticamente no se usa, el tríceps. Ocupa el 60% del brazo y es un músculo extensor, que no se llega a desarrollar demasiado.

¡Levanta la mano y empieza hoy! 

El secreto para tonificar los tríceps reside en practicar regularmente ejercicios de resistencia. Para evitar contracturas o problemas en la columna, es importante cuidar mucho la postura y realizar los ejercicios contrayendo el abdomen, de modo que la fuerza se haga con los brazos y no con el cuello.

  • Consigue unas pesitas de ½ o un kilo. Siéntate en un banquillo o en el borde de la cama, y levanta un brazo, sobre la cabeza. El otro brazo flexiónalo por detrás de la cabeza y tómate del codo. Luego, empieza a flexionar el brazo que tenías estirado, llevando el antebrazo hacia la espalda, lo más abajo posible. Para que sea más efectivo, realiza los movimientos lentamente. Al  principio, repetir tres series de 15 y luego aumentar progresivamente hasta llegar a un total de 60 repeticiones. 
  • Sentado o de pie, realiza ejercicios de extensión del brazo. El movimiento debe ser lento y consiste en la retroversión del brazo hacia atrás, flexionando y estirando el antebrazo. Para evitar las contracturas, esconde la cabeza apoyando el mentón en el pecho. Puedes realizarlo con o sin las pesas. Empezar con tres tandas de 15 repeticiones y aumentar hasta llegar a un total de 60. 
  • También en el piso se pueden hacer movimientos para afirmar los brazos. Las flexiones tipo militar, tanto de frente como de espalda, son un excelente ejercicio. De cara al piso, apoya las palmas de las manos en el piso y comienza a levantar el torso lentamente, hasta llegar a tener los brazos extendidos. 
  • Luego, realízalos boca arriba. Pero en lugar de recostarte, empieza el ejercicio desde la posición de sentado. Ubica las palmas en el piso, a la altura de la cintura, lo más pegadas al cuerpo posible. Luego, flexiona los brazos, hasta casi apoyar los codos en el piso. Repite 3 series de 10 repeticiones. Para que el movimiento sea más efectivo, pega los brazos al pecho, de manera que el tríceps trabaje contraído. Puedes repetir estos ejercicios, tres veces por semana. Manteniendo siempre la cantidad o incrementándola de forma gradual. Al terminar cada sesión, no olvides de elongar los brazos.
 

Por último, para quemar las grasas acumuladas, agrega más frutas, verduras y proteínas a tu dieta. Y recuerda que para obtener un tríceps tonificado, debes ser perseverante. Si cumples con estas premisas, en menos de tres meses, ya empezarás a notar los resultados. Y ahí sí, cuando salgas a comer con tus amigos, serás tú quien diga: ¿Alguien quiere que le pase el salero?

Comments widget here

Publicidad

Publicidad

En Twitter

Mi Dieta

Sigue a

    Multimedia

    Foto ensayos

    La rutina de los 7 minutos

    Un método científico para ejercitar todos los músculos del cuerpo

     

    10 tips para tener una buena "retaguardia"

    Trucos para que todos se den vuelta para mirarte

     

    El yoga se impone entre los famosos

    Conoce las famosas seguidoras de las "asanas"